A qué se le llama Estilo Toscano en Arquitectura: una de las elecciones más frecuentes en casas de barrios cerrados

Juntar lo mejor de dos mundos suele ser una receta que no falla al implementar nuevo estilos, corrientes o modos de ejecución de ciertas expresiones. Esa es la formula que ha seguido la arquitectura de estilo Toscano para poder instaurarse como una de las opciones más requeridas en el mercado de la construcción de casas y viviendas. Tradicionalmente, entran en juego elementos como: mármol, terracota y tejas de piedra caliza, que se combinan o juntan con otros componentes arquitectónicos más modernos. De esa forma, lo clásico se reúne con lo innovador y crean sensaciones muy particulares, porque trasladan esas bellas expresiones de la antigua Europa a diferentes rincones del mundo, siendo además el estilo Toscano un formato que no desentona, más bien todo lo contrario, porque se integra y loga una amalgama perfecta en la mayoría de los entornos naturales. 

Es lógico pensar o relacionar el surgimiento de la arquitectura de estilo Toscano con la región de la Toscana, en Italia, y es completamente acertado. Dicha zona, siempre fue conocida por sus condiciones de suelo, propicias para la agricultura, pero organizados naturalmente en grandes extensiones de tierra con paisajes de película, como para definir de alguna manera esa belleza que emanan. Sin embargo, más allá de esas virtudes de la tierra, la Toscana logró un reconocimiento mundial gracias a la arquitectura típica del lugar, que con el paso del tiempo sufrió algunos cambios y agregados, aunque siempre mantuvo su estructura tan característica. 

Un poco de la gran historia de La Arquitectura Toscana y su legado

La Toscana es la región de producción de aceitunas por excelencia, con mucho espacio dedicado también al vino. Esos productos han catapultado su fama a nivel mundial, pero como mencionabamos conjunto con esa exportación, se dio la diseminación del estilo arquitectónico que rodea la agricultura local. Todo comenzó con el pueblo etrusco, comunidad trabajadora de la tierra que se instaló bastante tiempo antes de la aparición de los romanos y su largo gobierno, con conquistas constantes. Era el etrusco en aquel entonces quien imponía su cultura y modos en la zona central de lo que ahora es Italia. Una civilización nació y con ella, su propia manera de crear infraestructura, con las correspondientes técnicas de construcción. Esa impronta, persistió aún cuando el Imperio Romano se quedó con el dominio del territorio. 

Se puede deducir, por lo que deja ver el estilo Toscano, que las guías e ideas que se han tomado como referencia están basadas en la construcción griega, aunque lejos está de ser una copia, ya que de hecho hay entre si diferencias fundamentales. La más clara y marcada es el principal elemento, teniendo en cuenta que mientras que los edificios griegos se construyeron utilizando piedra, la arquitectura Toscana contempló a la madera como protagonista.

La importancia de los materiales al definir un estilo

La elección o decisión de los materiales que definirán un estilo arquitectónico, como en este caso el Toscano, terminan siendo claves. Inicialmente, todo se reducía a los elementos que se encontraban en el área o alrededores, por el lógico motivo de que no era posible trasladar o mover grandes cantidades de material de una región a otra. Así fue que las casas de la civilización instalada en la Toscana presentaban un armazón de madera y fachadas en piedra caliza, travertino o incluso arenisca. Además se completaba con tejas, que podían ser de terracota. paredes de estuco y vigas de madera recicladas viejas granjas.

Toda la combinación, derivó en un estilo Toscano que hoy se interpreta como una expresión de romanticismo en arquitectura. Patrones que remiten a ese trabajo artesanal y que dan cuenta de la utilización y puesta en valor de los recursos propios de la zona. Sin embargo ese no fue el único legado que quedó vigente, ya que las columnas que se crearon bajo este mismo estilo Toscano, se han mantenido a lo largo del tiempo. Llamadas columnas Toscanas, como no podía ser de otra manera, tienen un diseño simple, sencillo, que las distingue por sobre otras tales como: dóricas, corintias o jónicas, que cuentan con una decoración mucho más desarrollada. Las columnas toscanas pueden llevar bases redondas, cuadradas, pero siempre sin agregados, limpias se podría decir. Suelen colocarse con mayor distancia entre si, a diferencia de los otros estilos.

El diseño del ayer, con las innovaciones del hoy: El estilo Toscano nunca deja de ser tendencia en arquitectura

La modernización e implementación de nuevos o reformados elementos, que se puede ver en las construcciones actuales de estilo Toscano, responden a una necesidad de aggiornar las prácticas, pero que no quita que la esencia y la mayoría de los elementos originales siguen marcando el camino. Lo original, cuando es tan impactante e imponente, nunca pasa de moda. 

Las características más relevantes en el exterior

Comenzando de arriba hacia abao, hay que mencionar que para el techo no se negocian las tejas, particularmente de terracota. Las propiedades de este material, son fundamentales y respaldan su elección. Prevalece en climas cálidos y se puede conseguir mediante un proceso más fácil de lo que puede sonar, horneando arcilla de terracota natural . Las baldosas o pisos en exteriores también muchas veces apelan a este material. 

Bajando por las paredes, uno de los conceptos fuertes de esta corriente Toscana en arquitectura, es la construcción de paredes gruesas que pueden ser mediante piedra caliza, piedra arenisca, marmol y travertino. El marmol en particular, se utiliza mucho en exteriores y en detalles, aunque en menor medida.

Es extremadamente importante que una construcción de estilo Toscano interactue con los espacios al aire libre. El verde es un color que siempre queda bien con una casa de este modo. El clima cálido de la Toscana obliga a que este tipo de lugares se conecte con el aire libre y aproveche ese flujo para refrigerar la experiencia de una persona, de modo natural. Pueden ser patios, pórticos o logias . Los detalles que dan al exterior, tanto en puertas como otras aberturassuelen ser de hierro forjado.

Características Interiores

El yeso es un gran pilar en los materiales utilizados para las terminaciones e interior de un hogar con arquitectura de estilo Toscano. Se consigue fácil, la preparación no requiere demasiada ingeniería y por ende puede estar listo rápidamente. Los techos, vistos desde el interior, deben contar con una inclinación hacia una forma de boveda. Las vigas que se insertan en los paneles, emanan una sensación de calidez ideal, con textura y elementos naturales.

Los suelos se dividen entre terracota, baldosas de vidrio y piedra. Aunque la terracota es la oficial del estilo Toscano, como ya dijimos la modernización aporta variantes y bienvenidas sean, para generar mayor personalidad y personalización al hogar. También es una tendencia el elegir pisos de madera, que combinan a la perfección con este estilo general de la obra. 

Las cocinas, comedor o salas de estar, son los lugares que más modificaciones enfrentaron en pos de la modernización. Sin embargo, incluyendo modos como el concepto abierto, una de las tendencias más grandes del último tiempo, sigue destacando y predonminando la esencia del estilo Toscano

Donde ver exponentes de arquitectura de estilo Toscano 

Cualquier persona observadora, teniendo en cuenta todos los datos y pistas sobre este estilo que se han dado más arriba, puede reconocer casas y construcciones que llevan las insignias de esta corriente arquitectónica tan rica en historia, estética, funcionalidad y más. Sin embargo, hay locaciones donde se pueden apreciar de mejor manera hogares con el sello del estilo Toscano y un ejemplo claro es la ciudad de Nordelta, donde en muchos de sus barrios existen construcciones en desarrollo o finalizadas, que están apuntadas a reflejar todas las bondades de dicho estilo.