Tomar la decisión: encontrar los estilos posibles para interiores en tu hogar

Lo primero que tienes que hacer es tomar la decisión del cambio, en caso de que quieras darle una nueva impronta a tus interiores. Si comienzas de cero, tienes también que dar el paso en la dirección que deseas, para poder definir cuanto antes el estilo, que será lo que te permitirá enfocar o segmentar los elementos y materiales con los que deberás contar para concretar el armado y la decoración final de tus interiores. 

Con el objetivo de poder ayudarte en ese primer paso, que a veces puede ser el más difícil, por la cantidad de opciones que hay en el mercado y por que siempre el definirse por un estilo en específico resulta complicado, es que te presentaremos más adelante en este artículo 3 estilos posibles de interiores que son tendencia y que cuentan con multiples ejemplos que dan prueba de su efectividad. Lo difícil de la decisión en este caso son las dudas que se generan, al ser una definición que impactará a largo plazo y que demandará cierta inversión. 

¿Qué se entiende por estilos para interiores? Arquitectura, diseño y decoración

Cuando nos referimos al diseño de interiores, estamos hablando claramente de como el propio nombre de la palabra lo indica, el interior del hogar, lo de adentro, lo que uno se encuentra cuando ingresa y que desde afuera, puede o no ser visible, según aberturas y lo que cada dueño desee mostrar. De todas maneras, aunque no se observe desde el exterior, el diseño, la arquitectura y la decoración debe coordinarse o al menos tener alguna relación con lo que se haya pensado o ejecutado ya en la estructura y fachada hacia el exterior del hogar. Ese será un factor a tener en cuenta al momento de decidir el estilo posible para los interiores, aunque puede también que comiences una renovación y lo primero que hagas sea el interior, por lo que en ese caso se puede desestimar el estilo que se muestra hacia afuera. 

Estilos de interiores

Las 3 tendencias del diseño y arquitectura en estilos para interiores 

Sin más vueltas, nos metemos de lleno a conocer cuales son los 3 estilos más populares en el diseño de interiores. Ten en cuenta que cada uno de estos luego deberá ser consultado o presupuestado por profesionales y especialistas en la materia, ya que lo expresado en este artículo puede variar en su exactitud, debido a la variación propia de los elementos y los factores que hacen a la conformación final del estilo elegido. 

1- Estilo Nórdico: Un poco de la esencia de la montaña y el bosque

Una opción importada de los países nórdicos. Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca puntualmente, han sido los lugares en donde se originó este estilo de diseño para interiores que tiene como principal objetivo aportar luminosidad, ya que por esos territorios la luz natural o del sol no es algo que abunde o que se sostenga durante mucho tiempo. De tal modo que los métodos que encontraron para sustituir esa falta de luz o apaciguar la oscuridad, han sido colores claros y elementos que de una u otra manera, guarden relación con la naturaleza.

Los dos ambientes que inspiran a este estilo para interiores, son el bosque y las montañas, paisajes recurrentes de la parte del mundo de donde provienen estas formas de trabajar el diseño del hogar. Esta característica explica la preponderancia de la madera, representando a los arboles y las paredes con tonos grises claros, que simulan nubes. 

En cuanto a las formas, generalmente se utilizan mobiliarios muy sencillos, sin extravagancias y con líneas rectas que son las que aportan distinción. La decoración, se puede complementar con flores o plantas verdes, pero que no sean invasivas o tomen demasiado protagonismo en la visual general del espacio. En el último tiempo, se han agregado a este estilo muchas figuras geométricas, con cuadrados y líneas verticales, en adornos, cuadros y otros elementos de detalle. 

Estilos de interiores nórdicos

2- Estilo Escandinavo: Luz en espacios abiertos

Existen similitudes con el estilo Nórdico que repasamos anteriormente, esto se debe a que los órigenes de ambos estilos se dieron en locaciones muy cercanas entre si y que comparten clima, características de suelo y otras cuestiones que al pensar en un diseño de interiores, dan como resultado alguna reiteración de conceptos. Sin embargo, hay también entre ellos diferencias significativas que valen la pena destacar y que los convierten en dos estilos diferentes entre si.

El fin, coincide con el Nórdico en que busca llevar luz al interior de la casa o mejor dicho potenciar el ingreso de luz que haya. Por eso mismo, deben predominar los colores claros, sobre todo el blanco, para pintar las paredes y también en la elección de los pisos, aunque puedan ser de madera u otro material que simule o se parezca (parqué - vinílico). Se debe elegir mismo tono de color para piso, techo y paredes, si se quiere implementar esta corriente. 

Además, en los estilos de interiores Escandinavos, es fundamental trabajar con espacios de concepto abierto, una tendencia que se profundiza en el diseño de interiores. La idea es transmitir paz, tranquilidad, calma, algo que se logra a través de una decoración sencilla, lejos de las exageraciones o de las expresiones excentricas. 

Estilos de interiores escandinavo

3- Estilo minimalista: el concepto de "menos es más" aplicado a los interiores del hogar

Si tus virtudes, gustos y modos, desembocan en el orden y en espacios organizados, este estilo será sin dudas el que más se adapte a ti. Se pretende lograr interiores que transmitan y trasladen paz a sus habitantes, tranquilidad absoluta. La comodidad es un valor que todo diseño de interiores debe destacar, sin embargo con el estilo minimalista es una prioridad absoluta. No solo desde la comodidad física, si no visual, de ambiente y hasta de esencia, que tan solo de estar parado allí el cuerpo y la mente reciban la calma. 

La madera toma protagonismo en este estilo, pero deben ser maderas brillantes, combinadas con mobiliarios de color negro, que den sensación de esplendidez y ostuonsidad. Como su nombre lo indica, los mobiliarios deben ser simples, pero no por eso menos modernos, ya que se trata de un estilo en donde se puede aprovechar a "esconder" muchos métodos o elementos prácticos, en muebles de apariencia sencilla. 

Estilos de interiores minimalista

Es ideal dejar o colocar superficies lisas, como vidrios o superficies similares al ébano. En cuanto a los adornos, no deben abundar pero tampoco faltar. Se pueden utilizar para generar contrastes con el negro u otros colores oscuros que se hayan elegido. Generalmente se opta por detalles que combinen con los colores ya dispuestos en las paredes, suelo o techo, pero en este sentido, se permite jugar un poco y si encuentras adornos que crees que pueden aportar una marca propia o impronta personal al estilo minimalista de tu hogar, no lo dudes, haz el contraste y deja asentada tu esencia. Al fin y al cabo, se trata de tu hogar y nadie mejor para saber que es lo que más cómodo te hace sentir cada día que pases allí.