La aparición de Nordelta marcó el camino hacia los nuevos espacios urbanizados en Argentina

La idea primaria de Nordelta, apareció en la visión de Julián Astolfoni, quien pensó en esta posibilidad de desarrollo urbano organizado, hace ya bastante tiempo. Precisamente en el año 1972, según marcan los registros del propio sitio de Nordelta. La inspiración tiene como musas y antecedentes lo que ocurrió en las Villes Neuves de París, Francia y en otros emprendimientos similares pensados y llevados a cabo en Europa.

El objetivo más importante a cumplir, es el de atender la insatisfecha demanda que se presenta en la Provincia de Buenos Aires, particularmente en la zona denominada "Gran Buenos Aires". No existían hasta el momento espacios urbanos de las características que hoy expresa Nordelta. Esto es, ofreciendo obras e infraestructura en saneamiento que sean correctas para cubrir las necesidades de todo el poblado. Además, servicios básicos con correcto funcionamiento y todo eso en conjunto con una planificación urbanística de lógica integrada, que sea inteligente, respetando el contexto medio ambiental en donde se emplaza y por supuesto, que mire al futuro como horizonte. 

Un trabajo de muchos años y esfuerzo constante que muestra sus frutos

De la idea a la concreción hay un largo trecho, podría ser una buena reversión del famoso dicho. Si bien ese pensamiento orginal que derivó en lo que es hoy Nordelta, se dio en 1972, fue recién 20 años después que finalmente el proyecto fue aprobado por la Provincia de Buenos Aires. En 1998 llegaría otro momento clave, cuando surgió la sociedad entre Julián Astolfoni y Eduardo Costantini, las dos personalidades más importantes para llevar adelante este sueño.

Un año después, en 1999, llegaría el lanzamiento del primer barrio dentro de la ciudad, nombrado como: La Alameda. Mientras que en el 2000, con cambio de siglo incluido, se entregó el primer lote en Nordelta para construir. De ahí en más, todo fue en ascenso y continúa en esa dirección. Para el 2015, Nordelta ya era la primera Ciudad Pueblo de Argentina, con más de 30.000 habitantes viviendo en este estilo urbano novedoso, de vanguardia y con ansias de seguir acrecentando su desarrollo.

Una ciudad desarrollada en marcos legales vigentes 

El proceder de la ciudad tiene un plan que guía su expansión y cada proceso de creación que realiza allí. El mismo lleva el nombre de "plan director" y está aprobado mediante una Ley Provincial, lo que marca una diferencia sustancial con otros emprendimientos de similares características, ya que Nordelta de esta manera posee un alto grado de previsibilidad, fundamental para su proyección a lo largo del tiempo.

La relación de Nordelta con el contexto y espacios urbanos que la rodean 

La ciudad de Nordelta es hoy por hoy un núcleo urbano que tiene todos los servicios necesarios para funcionar como tal, albergando la cantidad de barrios y, por ende, personas que allí se encuentran. Sin embargo, no solo son los habitantes propios de Nordelta los que disfrutan y pueden nutrirse de todas las bondades, beneficios y recursos que se han generado en la ciudad. También lo hacen las localidades aledañas que forman parte del partido de Tigre, en la Provincia de Buenos Aires. 

Todo lo que se puede ver, hacer y construir en Nordelta: una localidad pionera 

Nordelta es un espacio urbano consolidado y así lo demuestran sus 23 barrios ya lanzados, con una densidad poblacional de aproximádamente 45.000 habitantes. Cuenta con 5 colegios dentro de sus límites, conformando una completa y variada propuesta educativa que ya alcanza a más de 4500 alumnos. Como no puede ser de otra manera, no falta un centro médico a a la altura de las circunstancias, donde trabajan más de 80 especialistas. 

Además, existe un centro comercial que reúne una oferta superior a los 70 locales, de diversas temáticas, que permiten adquirir todos los productos necesarios para la rutina diaria. Esparcimiento a la órden del día, con 5 salas de cine y un completo Club Deportivo que hasta cuenta con una cancha de golf completa, es decir de 18 hoyos. La misma estuvo diseñada por Jack Nicklaus y ha tenido el honor de ser sede del Abierto de Golf de la República en 3 oportunidades. Por último, lindante al campo de golf, para quienes no son residentes, pero quieren vivir la experiencia de Nordelta como espacio urbano, hay un Hotel 5 estrellas con detalles de lujo para una estadía ideal.

Quienes viven en Nordelta no tienen la necesidad de salir de la ciudad para cumplir con trámites o cuestiones que quizás en un pueblo común pueden escasear y deben buscarse afuera. En este caso, las instalaciones contemplan 4 bancos, 2 estaciones de servicio y un polo gastronómico con más de 20 restaurants, de los cuales 10 se encuentran sobre la Bahía, con amarras, vista y salida al río Luján.

 

Aire libre, medio ambiente y deporte

Uno de los factores más destacados que los nuevos espacios urbanos como Nordelta plantean, es la relación con el medio ambiente. Al tratarse de desarrollos con visión al futuro, esta no es un cuestión que pueda dejarse de lado y por eso todo el entramado de la ciudad entra en constante relación con la naturaleza, respetando modos, formas y estética. El contexto en el que se emplaza Nordelta, tiene recursos valiosos como son los rios y lagos que se entreveran con las construcciones de los hogares, en cada uno de los barrios. 

Esos recursos están aprovechados, mantenidos y dispuestos en función de convivir con la urbanización. El verde, de las plantas, el cesped y los arboles, es un color que predomina y se mimetiza a la perfección con el paisajismo aplicado en cada uno de los barrios. La arquitectura de Nordelta, tiene una línea clara, aunque los estilos de cada casa o edificio que se construye son particulares, todos mantienen detalles de categoría y se introducen con el objetivo de respetar esa armonía entre lo urbano y lo natural.

Se fomenta el uso de vehículos eléctricos o que no emitan gases provenientes de motores con combustión interna. La ciudad está pensada para que la bicicleta sea una opción protagónica, liberando de esa forma el transito y evitando caer en problemáticas propias de los grandes conglomerados urbanos, donde el tráfico realmente puede causar dolores de cabeza. 

Club Nordelta 

Hacer deporte en Nordelta es posible y hay un marco para la realizacion de actividades de manera individual, grupal e integral para toda la familia. Hay una gran relación con la náutica, debido a los lagos que recorren la ciudad como si fueran calles y la salida al rio también. Se puede realizar remo, windsurf y otros tipos o formas de navegación con vela.

De todas maneras, los deportes más clásicos y populares tienen también su lugar. Hay un gimnasio completo, una pileta sobre el lago central y existen canchas de fútbol, hockey, centros de taekwondo y gimnasia artística, entre otras tantas actividades. Además, para quienes disfrutan del running, Nordelta les ofrece un circuito de 10 km, que es ideal también para hacerlo en bicicleta, rollers o vehículo de similares características.