Pintura de exterior: ¿Cuándo y por qué darle una nueva cara a la fachada de tu hogar? 

Si te está pasando que ya no encontrás el exterior de tu casa agradable o buscás un salto de calidad, quizás una nueva actividad para concentrar tus esfuerzos y prestarle atención a la casa o simplemente no te conforma el color que elegiste la última vez que pintaste, significa que es hora de cambiar, de ir por una renovación de la fachada y todas las paredes que dan al afuera. Al fin y al cabo, se trata de lo primero que se ve de tu hogar y una especie de carta de presentación para cualquiera que llegue o que pase cerca. 

Se entiende igualmente que no es una decisión tan fácil de llevar a cabo, ya que necesariamente hay que tener en cuenta varios detalles antes de largarse con la pintada. Además, se debe pensar, analizar y finalmente seleccionar el color y el tipo de pintura de exteriores que se va a utilizar. Pero para eso justamente te traemos en este artículo, con diferentes opciones de calidad que puedes elegir y poner en función en el momento que decidas darle ese nuevo estilo al exterior de tu hogar. 

No es necesario dejar transcurrir un determinado tiempo, aunque si hay que prestarle atención a los años que pasen entre una mano de pintura y otra. Lo ideal, es no dejar pasar más de 3 años entre la última renovación y la nueva pintura de exteriores que se utilizará. Esto permitirá que tanto las paredes de hormigón, como madera o ladrillo, se mantengan en buen estado

 pintura de exteriores

Chequeos previos a la colocación de la pintura de exteriores

Es importante que antes de pintar el exterior del hogar, lo mismo que cuando se pinta el interior, se prepare correctamente la superficie donde se colocará la pintura. Lo primero es revisar el estado de la pared, asegurándose que no existan filtraciones, humedad, grietas u otros problemas. Es recomendable lavar la superficie con agua y lavandina, echando una medida de cloro por cada diez medidas de agua. Puedes poner el líquido en una botella con pico difusor de spray, así será más fácil desparramarlo por toda la superficie. La idea de esto es lograr que la pared quede completamente limpia, libre de polvo, manchas y hongos. 

En caso de que la pared haya sido pintada a la cal, lo mejor es limpiarla usando una hidro lavadora, que con su potencia de chorro quitará el remanente de pintura. Si en cambio la pintura previa es de carácter sintético, se debe aplicar una primera mano de sellador, para luego pintar con otro tipo de pintura (más si es látex) las paredes.

Respecto a las condiciones óptimas para llevar a cabo el trabajo de pintura en el exterior, se recomienda elegir días donde el sol no impacte ni irradie demasiado calor, además hay que tratar de que no sea una jornada ventosa y que haya la menor humedad posible en el ambiente. Lo cierto es que es difícil lograr que el clima se adapte exactamente a esos factores, por lo que finalmente, para no postergar una y otra vez la pintura por cuestiones climáticas, hay que darle prioridad a que no llueva y que la humedad no esté en niveles altos, el viento excesivo también debe ser motivo de los prioritarios a tener en cuenta.

 tipos de pintura en exteriores

Los 4 tipos de pinturas de exterior que te darán el mejor resultado 

Con la decisión tomada acerca de pintar en el exterior de tu hogar, es el momento de conocer los 4 mejores tipos de pinturas que puedes utilizar. Mayormente, las ventajas están en la duración y la protección de las paredes que recubren la fachada, terrazas y otros sitios expuestos a las condiciones del clima al aire libre e intemperie. Algunas, pueden funcionar específicamente con un tipo de material o ser más eficaces con ciertas superficies. 

1- Látex de exterior: diferencia este producto de su opción para interior

Si se comprueba que la superficie se halla en una buena condición estructural, luego de haber revisado la existencia de grietas o humedad, el látex para exterior es una opción a tener muy en cuenta. Sus propiedades más interesantes son en el soporte y resistencia ante condiciones climáticas severas, como pueden ser la lluvia o el sol potente, que provoca altas temperaturas en el ambiente.

2 - Impermeabilizante: elasticidad y movimientos naturales adaptados a la pared

Si se encuentran fisuras o microfisuras en la superficie, la pintura más adecuada es la denominada como impermeabilizante. Este estilo de pinturas de exteriores, brinda mayor elasticidad, acompañando lo que es el movimiento natural de las paredes. Su bondad continúa, generando una inmejorable protección contra el agua.

De todas formas, hay que decir que la pintura impermeabilizante para exteriores, rinde menos que el látex. Esto se debe a que necesariamente tiene que formar una película más gruesa que, justamente por su mencionada elasticidad, acompaña las oscilaciones estructurales de la construcción, sin que se agriete la pintura. De este modo, impide que el agua penetre.

 mejor pintura de exteriores

3- Revestimiento texturado: Una opción diferente que merece estar en tu fachada

El revestimiento plástico para paredes, también conocido como Tarquini, cubre las superficies y a su vez les aporta textura, color, con la protección de siempre. El revestimiento sustituye de alguna manera al revoque fino, pudiendo colocarse directamente sobre el grueso.

La gran variedad en terminaciones y texturas, según cómo se aplique, hacen que sea uno de los métodos y estilos más populares entre quienes eligen renovar con pinturas de exteriores. En especial, los revestimientos con textura son los que causan mayor furor desde un tiempo para acá. No nos olvidamos de la interesante gama de colores de este tipo de pinturas de exterior y la protección que otorgan también.

 pintura de exterior hogar

4- Pintura 100% acrílica y vinil acrílico, una novedosa forma de darle vida a tus paredes exteriores

Propiedades especiales para superficies que se encuentren a la intemperie, sin reparos ni techos o toldos que le disminuyan la carga o desgaste provocado por el clima. La pintura 100% acrílica ofrece la más alta protección contra la humedad, e incluso ante problemas de alcalinidad. Su característica distintiva, es que forma una película antihongos. Su popularidad crece en lugares de altos niveles de humedad (por ejemplo zonas costeras) y por eso es que cada vez suma mayores variantes a su estilo, hoy en día pueden encontrarse más de mil colores de este estilo de pinturas de exteriores, sea con acabado mate o satinado. 

El vinil acrílico por su parte, gana terreno por su bajo costo y variedades a medida o gustos propios de cada individuo. Sin embargo. resulta ideal para espacios exteriores en zonas más benevolas, es decir que presenten condiciones climáticas de menor exigencia para las superficies y paredes de exteriores.