Muelle en el hogar: múltiples funciones y un espacio único para la familia

Adquirir una propiedad con salida al lago es una oportunidad única, de la cual se puede sacar mucho provecho. La vista, la posibilidad de acceder a actividades náuticas y el entorno que se genera gracias a esa parte de lago que rodea el hogar, son definitivamente recursos que se pueden poner en valor con un diseño de paisajismo o de exteriores y a su vez levantar el propio valor de la propiedad en general.

Un muelle es una opción ideal para destacar ese área o porción de lago con la que cuente el terreno. Por supuesto no será lo primero a construir, en caso de que comiences de cero en el lote, sin embargo al momento de pensar en como encarar el diseño de tu jardín, patio trasero o donde sea se ubique la salida al lago. La opción siempre está abierta a que el dueño de la propiedad decida hacerlo por su propia cuenta, es decir con sus manos, aunque lo mejor será contratar un servicio profesional, al menos de consultoría o guía. Los materiales no son un problema y hay una gran variedad para elegir según el acabado final que se desee darle, mientras que las herramientas a usar pueden ser desde un martillo a otros elementos específicos, pero para nada difíciles de conseguir. Te recomendamos desde aquí conocer la exposición Estilo Pilar, cuyo leit motiv este año será: "vivir el agua". En ella podés contactarte con profesionales y especialistas en el tema

Estilos de muelles o deck para aprovechar el lago en tu casa 

Como ya dijimos, los estilos de muelles que se pueden construir en cada casa con salida a lago u otra red fluvial, serán definitivamente influyentes mucho en lo que será la visión o acabado final de la misma. Es importante que lo que se tenga en mente desde un primer momento, incluya al muelle dentro de ese plan, para que la estructura armonice con el resto de elementos que componen el exterior del hogar

Cada tipo de muelle aportará diferentes ventajas, según el objetivo que se plantee o las necesidades que se quieran resolver en cada exterior o casa. Por ejemplo, si se quiere tener o ya se posee una embarcación pequeña, seguramente será clave construir un muelle con amarradero o rampa, de tal modo que funcione y sea una facilidad al momento de llevar la embarcación al agua o dejarla estacionada.

Lugares dónde encontrar casas con salida al agua 

La incipiente ciudad de Puertos y la ya establecida ciudad de Nordelta, son dos sitios con muchos lotes de cara a lagos espectaculares, que se extienden a lo largo y por entre todos los barrios residenciales, conectándo con un gran lago central, donde es muy factible llevar a cabo muelles de los estilos que se verán más adelante. 

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir el muelle más adecuado para tu hogar?

Antes de comenzar a planear el muelle en si, es necesario que se chequeen o revisen ciertas condiciones del ambiente que pueden limitar la construcción o por el contrario, ayudar a definir algunas cuestiones que plantean dudas. Lo primero es dilucidar la profundidad del agua en la orilla y como es el estado del fondo, eso a su vez puede ayudar a decidir si se construirá un muelle permanente o si será desmontable. Hay que pensar también cuantas embarcaciones se quieren amarrar al mismo tiempo, si existe la posibilidad de una subida drástica del nivel del agua que pueda inundar el muelle o si quedará expuesto a bajas temperaturas que puedan congelar la superficie. ¿Hay mucho tráfico de embarcaciones cerca? es otra pregunta que hay que hacerse, al igual que por supuesto, definir un presupuesto para saber que materiales o elementos llegarán a ser alcanzados por el mismo. 

 

Muelles desmontables: una opción sin ataduras

Puede que quieras un muelle, pero puede que también en algún momento decidas sacarlo, cambiarlo o hasta trasladarlo a otra propiedad. Si crees que eso puede funcionarte y darte mayor tranquilidad, los muelles desmontables son lo que estás buscando para colocar en tu hogar y salida al rio, lago u otro tipo de masa de agua. 

Estructuras flotantes

Plataformas que generalmente se crean con cubiertas colocadas sobre tambores sellados de forma hermética, que permiten la flotación en una superficie acuática. Existen también las ya preconstruidas, con distintas formas o configuraciones, a elección de cada propietario. Se trata de una opción versátil y que se adapta al nivel del agua, es decir que los muelles flotantes suben o bajan, acompañando la oscilación de la profundidad. Son sin dudas la opción perfecta para solucionar un problema con el fondo, en caso de que el mismo no soporte la instalación de postes o columnas para un muelle fijo. 

Su propiedad de flotación, permite que cualquier sistema eléctrico conectado a la superficie del muelle nunca quede sumergido.Además, una ventaja importante es que en épocas de dónde no se lo utiliza, siempre y cuando no cumpla función decorativa durante todo el año, el muelle flotante puede ser resguardado y vuelto a colocar fácilmente, cuando se lo requiera. 

Muelles con pilotes

Como su nombre lo indica, estos muelles utilizan pilotes para agarrarse al fondo, en el suelo bajo el agua.  La infraestructura elegida se une a dichos pilotes mediante accesorios como aros o rodillos, que len imprimen estabilidad y la posibilidad de subir o bajar ante los cambios en el nivel del agua. Son fuertes soportan correntadas, sin embargo no son el tipo de muelle más frecuente o recomendado para el hogar, principalmente por su relación costo / beneficio, su necesidad de mantenimiento constante y porque en realidad apuntan más a funcionar como complementos de grandes embarcaciones o para la pesca.

Reemplazar pilotes con tubos: más barato pero más expuesto

Dicen que a veces lo barato sale caro y en este caso puede aplicarse a la opción de reemplazo de los pilotes por tubos de aluminio. Si, el costo es mucho menor, sin embargo se pierde también estabilidad y además sufren de congelamiento en invierno. Son menos resistentes y pueden requerir de un cambio de estructuras cada menor cantidad de tiempo. Si bien es una opción amiga del medio ambiente, su implementación es recomendada solo para lugares de baja pronfundidad, ya que son inmoviles y pueden quedar fácilmente sumergidos. 

Muelles permanentes: un anexo más del hogar, diseñado en conjunto con todo el exterior

Si quieres disfrutar tu costa junto al lago, rio o cualquier otra corriente de agua, sin pensar en el mañana, sabiendo que estás creando un espacio que se transformará en un ambiente más del hogar, que puedes decorar y aprovechar de la manera que mejor prefieras, es probable que te convenga inclinarte por un estilo de muelle permanente. 

Muelles con cunas o cajas en fondo

Se les llama muelles de cunas porque se construyen con una base en el fondo de cajas o recipientes de madera, hechos a medida, que se rellenan con grandes rocas o piedras, para luego ser cubiertos. Son muy estables, aunque por lo general algo más caros que otras alternativas. Hay que marcar también que amplian la línea de costa y eso puede modificar en parte el flujo natural del agua y perturbar de alguna manera la fauna o flora local. Dependerá de la extensión que tenga claro, pero se debe consultar siempre si es factible llevar a cabo un muelle de este estilo.

Su duración debería ser de décadas, lo que lo transforma en un anexo perfecto para el diseño del exterior y un aprovechamiento estético y funcional de la porción propia de cara al lago. Hay que destacar que su implementación debe estar muy bien planificada y tener en cuenta que los materiales que se elijan perdurarán en el tiempo, porque no es tán fácil modificar la estructura, aunque siempre se pueden elegir elementos neutros que puedan tomar diferentes expresiones según la decoración. 

En suspensión 

Casí una antitesis de lo que vimos antes. Los muelles de suspensión cuelgan sobre el agua, utilizando cables y anclajes para lograr ese efecto. Son por lejos la opción más moderna y elegida en el último tiempo. Toman ventaja por sobre los mulles con cunas, debido a que impactan de menor manera en el medio ambiente. Su diseño e ingeniería resulta agradable a la vista, son muelles atractivos y que le dan un valor extra a ese espacio sobre el lago o rio. Claro que entre tanta bondad, también hay que mencionar su costado más complicado que tiene que ver con los tiempos y costos de instalación.

Como ya explicamos, una decisión de este tipo debe considerar todos los factores, sea clima, ambiente, espacio, estética general y demás, antes de ser ejecutada. Una vez que el muelle colgante esté en marcha, será mucho más difícil realizar cambios o modificaciones a su diseño.