Según la Real Academia Española el puerperio es el: "Período que transcurre desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado ordinario anterior a la gestación".

Debo confesar que estoy para nada de acuerdo con esta definición, o en el caso de estarlo debería afirmar que el puerperio dura para siempre, ¿por qué? porque es imposible volver al estado anterior a la gestación. El cuerpo se transforma para albergar durante, en el mejor de los casos, nueve meses a un ser. El cuerpo día a día va modificándose para que cada célula y cada órgano del bebé se constituya. No sólo que es imposible volver al estado anterior sino que, sería hacer de cuenta que "no pasa nada" y sí pasó, pasó mucho. A su vez, habla de parto, por lo que daría a entender que quienes tuvieron una cesárea no son consideradas puerperas. Otro absurdo.

Si nos remontamos a la etimología de la palabra nos encontramos con "puer" que significa niño y "peri" que significa alrededor de. Por lo qué, desde esta visión el puerperio también duraría muchísimos años, ya que alrededor del niño las madres vamos a estar mucho tiempo.

Entonces ¿Qué es el puerperio? Me animo a afirmar qué hay tantas definiciones de puerperio como mujeres puerperas. No hay dudas que el puerperio es aquel proceso que se inicia cuando una mujer trae un bebé al mundo y se podría pensar que dicho proceso termina cuando cada mujer lo sienta. Tal vez algunas sientan la finalización cuando su hijo comienza el jardín de infantes, otras lo sentirán con el destete, otras cuando vean menos "bebé" y más "niño" a su hijo. Lo importante no es cuánto dura, sino el peso que la sociedad pone (una vez más) en las mujeres, a quienes se les está exigiendo algo realmente imposible. Una exigencia que opera como mandato desde el inconsciente, generando frustración y angustia. Porque si hay algo que una madre no puede, es volver a su estado previo a la maternidad.
La maternidad te transforma, te atraviesa, te cuestiona, te interpela, te enfrenta con tu propia situación de hija, te despierta miedos, ansiedades, alegrías y sensaciones nunca antes experimentadas. La maternidad es la transformación más grande que transita una mujer en cuerpo y alma.

A vos puerpera que estás leyendo esto, te propongo que te permitas ser y sentir lo que sea sin juzgarte, abrázate y felicitate porque lo estás haciendo muy bien. A vos que no sabes cómo acompañar a una mujer que está transitando el puerperio, pregúntale ¿Qué necesitas? ¿En qué puedo ayudarte? No le exijas, no le pidas, sólo ofrécele.

Giannina Pinieri Amato
Licenciada en Psicología
Counselor

Terapeuta Floral
Especialista en técnica E.F.T (tapping)
Apertura de Registros Akashikos
-------------------
g.pinieri@hotmail.com.ar
@lic.gianninapinieriamato