Salud

El arte de doblar papel: 8 beneficios del origami para la salud física y mental de los chicos

“El origami o papiroflexia” puede ser de gran ayuda en esta etapa de aislamiento social en la vida de los chicos, ya que desarrolla y fortalece muchas habilidades esenciales en su proceso educación.

El origami o papiroflexia es un arte japonés en el que a través del plegado del papel se elaboran diferentes figuras y formas. Desde el clásico barco de papel a elementos mucho más elaborados, con la ventaja de que no se necesita ningún tipo de pegamento ni tijeras para hacer cortes por lo cual resulta una idea fantástica para entretener y motivar el desarrollo de la creatividad de los chicos en esta etapa de cuarentena, es por ello que te decimos algunos de sus grandes beneficios.

  • Pone en marcha los dos hemisferios del cerebro

El cerebro se divide en dos hemisferios: el izquierdo y el derecho. A pesar de que ambos se encuentran conectados por millones de fibras, cada uno está especializado en funciones distintas. 

El hemisferio izquierdo es el que tiene relación con la capacidad lingüística, el habla, la escritura y la comprensión lectora. 

El hemisferio derecho, por su parte, se relaciona con la capacidad para expresar emociones, la manera de controlar la comunicación no verbal, el reconocimiento de rostros y la orientación espacial, principalmente. 

La papiroflexia implica llevar a cabo un gran trabajo de coordinación, lo que hace que tenga el poder de activar los dos hemisferios cerebrales.

  • Estimula la creatividad

Los chicos que deciden dedicar parte de su tiempo libre al origami deben derrochar grandes dosis de imaginación para poder dar vida a figuras originales, únicas y diferentes. Por supuesto partiendo de algunas guías como las que les vamos a proponer, los chicos pueden crear sus propias figuras de papel, un gran estímulo a dicha creatividad.

 Es por este motivo que podemos afirmar que la papiroflexia es una actividad fantástica para estimular la creatividad no solo de los niños, sino también del resto de miembros de la familia.

  • Activa la memoria

Realizar actividades que estimulen la “agilidad mental” desde una temprana edad puede ser muy importante a la hora de prevenir el deterioro cognitivo. Y el origami es una de las más indicadas porque pone en marcha el cerebro y “mejora la memoria”, ya que los niños deben retener en su cabeza determinados pasos a seguir cuando se animan a crear figuras de papel.

  • Mejora la motricidad fina

La papiroflexia también es fantástica para mejorar la motricidad fina, que está relacionada con los movimientos en zonas pequeñas como, por ejemplo, los dedos.

Es por ello que el origami ayuda a los más pequeños de la casa a desarrollar su destreza manual y a favorecer la coordinación mano – ojo, otro de los beneficios de la papiroflexia para los niños.

  • Fomenta el sentido del trabajo, la constancia y mejora el deficit de atención

Este podría ser un gran beneficio para los niños, sobre todo como complemento para tratamientos de déficit de atención, ya que el pequeño aprenderá a esforzarse por obtener la pieza, aunque deba realizarla varias veces antes de que salga bien, lo que fomenta el sentido del trabajo y la constancia.

  • Fortalece la autoestima

Aumentar la autoestima es otro de los beneficios de la papiroplexia para niños, ya que cuando los chicos consiguen crear sus propias figuras de papel, se sienten satisfechos con ellos mismos y descubren que son capaces de hacer todo lo que se propongan.

  • Fortalece la paciencia

La paciencia no suele ser una de las principales virtudes de los más pequeños, lo que hace que sea interesante recurrir a actividades que les ayuden a trabajarla y estimularla. 

En este sentido la papiroflexia puede resultar muy útil, ya que suele ser necesario que los niños realicen varios intentos hasta obtener la figura de papel que realmente desean crear.

  • Es relajante

Los niveles de estrés y ansiedad que se pueden llegar a presentar en la cuarentena son complejos de manejar, y no solo para los adultos, sino también para los niños que tienen que soportar las presiones del ritmo diario que se les impone en esta nueva etapa de sus vidas. Hacer actividades relajantes como el origami puede ser una buena manera de combatir el estrés y calmar los nervios.

Mira estas ideas maravillosas para comenzar, y con los resultados vas a poder tener lindos objetos originales y decorativos.