Salud

4 Tips para modificar conductas no deseadas en los chicos

El límite que pongan los padres a sus hijos, será por el bien de éstos y los ayudará en su entrada a la sociedad.

Ser padres no es nada sencillo y menos en estos tiempos, se construye día a día de la mano de los niños. Ser padre significa mucho esfuerzo y mucha reflexión. Un niño será más seguro de si mismo y estará mejor si sus padres se sienten seguros de lo que deben hacer.

A partir del nacimiento de los niños, son los padres los que tienen que adaptar las normas, acuerdos, actividades y horarios en función de las edades de sus hijos.

Desde el primer momento son los padres los que se convierten en modelos de sus hijos. Muchos padres cuando intentan poner un límite a sus hijos, los niños comienzan a llorar sin parar, a hacer escándalos de todo tipo y los padres para evitar el mal momento ceden, "esto es un grave error".

Ubicar a los chicos dentro de su edad, es una tarea de los padres, hay cosas que un niño no puede hacer, ni decir, ni ver, simplemente, no tiene edad para hacerlo. Un niño, de por ejemplo 6 años, no puede irse a dormir a las doce de la noche, el descanso es imprescindible para el aprendizaje escolar ¿los chicos dan vueltas? ¿juegan? ¿miran tv y no se duermen? es necesario la intervención del adulto que indique que ya es hora.

Los chicos necesitan rutinas que los ordene y organice, esto les permite saber que pasará después, desde la primera infancia. La vida implica frustraciones y es parte de ser padres, enseñar a tolerarlas.

A cada edad un límite

- Hasta los 12 meses: caras, gestos que indiquen "no".

- Entre 1 año y los 2 años: breves explicaciones de por qué no puede hacer tal cosa.

- De 2 a 4 años: se puede conversar acerca de lo que se puede y lo que no se puede hacer. Se descalifican las conductas no los niños.

- Entre los 4 hasta los 9 años: se establecen pautas, horarios para jugar, para ver TV, para hacer los deberes, también pueden aplicarse ante el no cumplimiento sanciones leves.

- A partir de los 9: mucha tolerancia y comprensión. Los límites en esta etapa giran en torno a la ropa, las salidas, los horarios.

Mi hijo se porta mal ¿qué hago?

¿Qué significa portarse mal? hablamos de rabietas o conductas que entorpecen la dinámica familiar, hacen sufrir a los demás o al propio niño y lo perjudican.

Aqui les doy 4 Tips para Modificar las Conductas Inadecuadas:

1. Conducta opuesta positiva

Siempre que exista una conducta que deseen suprimir o eliminar, se debe definir y llevar a cabo un opuesto positivo. Este opuesto positivo y como su nombre lo dice es una conducta alterna y opuesta a aquella no deseada.

2. Refuerzo positivo

Es algo que aparece después de una conducta y que favorece que esa conducta vuelva a producirse. Hay que hacerlo a continuación del comportamiento deseado y claramente conectado con él. Se utilizan elogios, recompensas, felicitaciones.

¿Cómo es un elogio? explícito (verbal), inmediato, cercano (aproximación física), con contacto físico (comunicación no verbal: abrazo, palmada, etc.)

3. Práctica reforzada

Es el procedimiento mediante el cual la aplicación de un estímulo (llamado reforzador) hace que aumente la probabilidad de que una conducta se repita en el futuro. Es decir, para fortalecer un comportamiento positivo se debe hacer de forma repetida acentuando asi el comprotamiento deseado.

Muchas repeticiones comportamiento deseado → refuerzo

4. Moldeamiento

Consiste en dividir en pasos más pequeños y más fáciles la conducta deseada para aumentar la posibilidad de otorgar refuerzo. A partir de esos pasos se llegará a la conducta final deseada.

Si la conducta no fue la deseada, pero hubo algún aspecto rescatable → refuerzo para poder guiar al niño hacia la conducta meta.

Contactos de esta nota

Lic. Sivina Kopczyk
Psicopedagoga USAL
Profesora para la Enseñanza Primaria
MP 924 Reg 2685-06
Especialista en Neurocognición y Aprendizaje
lic.silvina@gmail.com
11.4176.0540