Autos

Citroën presentó en Pinamar el nuevo C5 Aircross

Citroën presentó en su stand de Pinamar el C5 Aircross, un SUV mediano que competirá en el segmento de Honda CR-V, Ford Kuga y Peugeot 3008, entre otros modelos. Estará a la venta a partir de mediados de año, todavía sin precio confirmado.

Si bien todos los detalles se anunciarán al momento del lanzamiento, Citroën anticipó que el C5 Aircross tendrá una versión híbrida en el mercado local. Será el primero de este tipo para la marca francesa en la Argentina.

El C5 Aircross Hybrid combina un motor naftero Puretech turbo con un motor eléctrico para ofrecer, en conjunto, una potencia máxima de 225 caballos de potencia. Con una caja automática de ocho velocidades y tracción simple, consume 1,7 litros cada 100 kilómetros en ciclo mixto, según Citroën.

En base a lo que la marca francesa anticipa en su sitio oficial, también habrá variantes con una mecánica 100 por ciento a explosión, posiblemente con un motor naftero 1.6 litros turbo de 180 caballos.

El Citroën C5 Aircross europeo (es el que llegará al país) se presentó en mayo del año pasado, pese a que la versión china en ese entonces ya se conocía. A diferencia de ésta, el francés tiene tres plazas traseras individuales y corredizas (15 cm). Todas con el mismo tamaño, lo que le aportaría una buena dosis de versatilidad (por lo general el quinto pasajero viaja incómodo).

Como integrante del Grupo PSA, comparte plataforma con el Peugeot 3008. El foco de este producto, aseguran, está en el confort. Para eso Citroën recurrió a una suspensión hidráulica progresiva, para absorber mejor las irregularidades del camino. También colocó, por ejemplo, butacas con espuma adicional para hacerlas más mullidas.

A nivel diseño sigue los últimos patrones de la marca, con "airbumps" (burbujas de aire) en la zona baja de las puertas y un logo frontal que se extiende hacia los laterales, hasta las ópticas.

Puertas adentro tiene una gran pantalla donde se comandan las funciones multimedia. Es de 12 pulgadas y táctil. El selector de la caja recuerda al del 3008, y como éste tiene levas al volante para pasar los cambios de manera manual.

Citroën también destaca los asistentes a la conducción, que le permiten ofrecer un nivel 2 de conducción autónoma. Especialmente por el control de velocidad crucero adaptativo, que regula la velocidad con el vehículo de adelante hasta incluso detenerse a cero.