Arquitectura

¿Qué es Domótica y cómo funciona?

Imaginémonos que nos despertamos una mañana de invierno y “sin levantarnos de la cama podemos decirle a nuestra casa que realice determinada acción”, como subir la calefacción, preparar el café o comenzar a reproducir nuestro programa favorito de radio.

Imaginémonos esa misma situación pero además que a través de un simple control programable, logremos que en nuestro hogar suceda todo esto incluso algunos minutos antes de que despertemos.

La idea de poder controlar la iluminación, audio, persianas, sistemas electrónicos, cerraduras de las puertas y cualquier otra aplicación en tu hogar con un solo dispositivo, desde cualquier lugar del mundo, es fascinante.

Cuando se habla de domótica, en líneas generales el término se refiere a las plataformas que incluyen la creación de controles automatizados para los hogares, es por ello que a la domótica también se la conoce como los “sistemas de casas inteligentes”. Para ello, este sistema incluye elementos de hardware y de software, que dan lugar al posible desarrollo de plataformas personalizadas, es decir que pueden ser construidas de acuerdo a diversos aspectos, incluyendo las necesidades puntuales de los usuarios que van a utilizar el sistema.

El sistema de domótica en un hogar puede controlarse sin inconvenientes a través de paneles de control centralizado, que se incorporan a la casa, como así también utilizando computadoras, e incluso dispositivos portátiles como tablets y smartphones.

¿Cuales son las ventajas de tener una casa inteligente?

  • Ahorro energético

Al ser más fiables los múltiples sensores repartidos por el hogar que la sensación humana, se utiliza exactamente la energía necesaria para calentar o refrescar la casa.

  • Proporcionarnos más tiempo

Al automatizar ciertas tareas, dejamos de pensar en ellas. Si nos despertamos cada mañana a determinada hora, la misma casa (a través de su inteligencia artificial) puede subirnos las persianas y empezar a calentar el café, de forma que podemos ahorrar este tiempo para llegar un poco antes al trabajo... ¡o dormir cinco minutos más!

  • Permitirnos el control a distancia

Prender el aire acondicionado diez minutos antes de que lleguemos a casa para que cuando entremos en ella, no tiene precio.

  • Incrementar nuestra seguridad

Cámaras, sensores de movimiento y demas, son elementos que nos avisan de intrusiones y movimientos sospechosos incluso cuando nos encontramos ausentes. Si tal vez, se te olvidó cerrar la puerta con llave antes de ir corriendo al trabajo, puedes deshacer fácilmente el error en el automóvil o tan pronto como llegues al trabajo. También puedes automatizar tus luces para que parpadeen cuando hay un intruso, esto le da al intruso la falsa sensación de que usted está presente y puede alejar a posibles ladrones.